12 sept. 2011

Indignadísimo.





Jode caminar por la vida con esa sensación de querer otra sociedad pública y meterte en un laberinto de ideas en busca de una perspectiva clara y sencilla para superar los males del mercado, del estado y de los medios de comunciación. Esa falta de esperanza de muchos, puede estar basada en el "positivismo" que esta sociedad nos vende y la expectativa de que cambiar nuestra propia historia, es imposible. 

Pero el pasado no siempre ha sido así.

Pues eso no cunde, como tampoco cunde a la mayoría, el sistema en el que estamos. Me gustaría llegar a vivir en una sociedad donde los ciudadanos seamos los agentes responsables de la configuración política. Parece que pagamos impuestos por intentar mejorar nuestra propia tierra"", cuando deberíamos pagar para que se gestione el interés colectivo y las libertades sociales democráticamente.

¿Por qué no se aprenderá de la historia?
Los que se conforman y no luchan contra los errores del sistema, pesan más, que los inconformistas incorregibles como yo. Su peso, es el premio por mantener el poder de unos pocos en su misma línea. Pero quiero vivir en una democracia completa, donde sean los intereses sociales colectivos los dominantes del mundo que se va creando, y no el interés económico. El humanismo cívico, propone ni más ni menos que la transformación de la sociedad a partir de la transformación de nosotros mismos, los legítimos agentes sociales.